Ya habia comentado en otra parte sobre este cuadro y un caso en Israel, ahora un caso aparece en la prov de Buenos Aires Argentina.
El caso que se relata sin embargo, tiene otros elementos que están por fuera del trastorno ficticio, que entra dentro de las clasificaciones del DSM, que se puede ver en la biblioteca.

En este caso que sera evaluado por los peritos forenses del departamento judicial de la zona correspondiente. Lo que se impone también es diferenciar entre cuadros psicóticos y trastorno de personalidad severo, ya que el simple S. de Munchausen puede estar limitado para comprender el asesinato.  La pregunta será si comprendía la posibilidad de matarlos, o buscaba llamar la atención y generar especialmente atención médica, como en el caso del síndrome de Munchausen.

Al mismo tiempo hay que diferenciar este cuadro de la simulación por un lado y de la hipocondría por el otro. En este caso, al menos este último parece alejado.

Terra – Munchausen, el mal que afectaría a mamá acusada de sobremedicar a sus hijos> 29-7-2009 – Actualidad

Munchausen, el mal que afectaría a mamá acusada de sobremedicar a sus hijos
Es el trastorno que padecería Soraya Solano, la mujer acusada de provocar la muerte de dos de sus cuatro hijos y de intentar matar a un tercero al suministrarles una droga para tratar insuficiencias cardíacas, es una forma de abuso infantil.El síndrome de Munchausen es una forma de abuso infantil en la que un padre induce en su hijo síntomas reales o aparentes de una enfermedad. Los investigadores del caso de Soraya Solano, la mujer de 27 años, de la localidad bonaerense de Urdampilleta acusada de provocar la muerte de dos de sus cuatro hijos y de intentar de matar a un tercero por sobremedicación, creen que la mamá podría padecer este mal.

La conducta de Solana, suministrarles una droga para tratar insuficiencias cardíacas inexistentes, es una derivación del síndrome de Munchausen, que hace que una persona actúe síntomas ante los médicos como si padeciera una enfermedad para ser medicada.

Fue Richard Asher quien describió por primera vez en 1951 al cuadro “caracterizado por el abuso de consultas hospitalarias a raíz de falsos y significativos padecimientos, que por sus características promovían estudios en ocasiones cruentos y tratamientos médicos innecesarios”, según explica un informe de 2008 de la Unidad de Violencia Familiar del Hospital General de Niños “Dr. Pedro de Elizalde”.

“La denominación del síndrome fue motivada por los antecedentes históricos de Karl Friedrich Hieronymus Baron von Munchausen, conocido como el “barón de las mentiras” y nacido en 1720, en Bodenwerder”, añade el informe.

Un padre o una madre pueden simular síntomas de enfermedad en su hijo añadiendo sangre a su orina o materia fecal, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrando subrepticiamente eméticos o catárticos para simular vómitos o diarrea. También puede usar otras maniobras como infectar las líneas intravenosas para que el niño aparente estar enfermo.

Estos niños suelen ser hospitalizados por presentar grupos de síntomas que no parecen ajustarse a enfermedad clásica alguna. Con frecuencia, a los niños se los somete a exámenes, cirugías u otros procedimientos molestos e innecesarios.

Dentro de la institución médica, la madre es muy colaboradora y apreciada por el personal de enfermeras por el cuidado que le da al niño. Comúnmente, se la ve como devota y de una abnegación poco común, lo que hace poco probable que el personal médico sospeche el diagnóstico real.

Sus visitas frecuentes también le dan fácil acceso para poder inducir más síntomas. Los cambios en el examen físico o signos vitales nunca son presenciados por el personal del hospital, pero casi siempre ocurren en presencia de la madre.

En el caso de Solano, los médicos del Hospital de Pediatría Juan Garrahan detectaron que, a pesar de la colaboración prestada por la madre, los chicos mejoraban cada vez que la Solano perdía contacto con ellos.

El síndrome de Munchausen ocurre por problemas psicológicos del adulto y es generalmente un comportamiento que busca llamar la atención de los demás. Sin embargo, el síndrome puede atentar contra la vida del niño involucrado ya que este comportamiento inusual puede llegar hasta el punto de daño físico grave e incluso la muerte.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Ingresa tu comentario
Por favor, ingresa tu nombre